Para la UCA, sin planes sociales, la indigencia se habría triplicado

Hubiera llegado al 27,7%, y la pobreza, al 53,9%, según un informe sobre la situación a fines de 2020; la ayuda estatal no pudo compensar la baja de los ingresos y la caída del empleo; el presupuesto 2021 no prevé “gasto Covid”

En su informe final sobre la situación social en 2020 –año marcado por la pandemia de coronavirus–, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad de la Católica Argentina (UCA) dejó tres conclusiones que exceden los niveles de pobreza monetaria, multidimensional o estructural en la Argentina.

La primera es que sin los programas oficiales para contener el impacto de la cuarentena, la indigencia se habría triplicado, según los cálculos del coordinador del Observatorio, Agustín Salvia. Sin la tarjeta Alimentar, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros programas, la población indigente –según la UCA– no habría cerrado en 9,8%, sino en 27,7% en 2020. Con relación a la pobreza, hubiera sido de 53,9% y no de 44,7%, según los cálculos de la universidad.

Vale aclarar que para el Indec, a fines del año pasado, la pobreza fue de 42% y la indigencia, de 10,5%. Las diferencias entre la UCA y el Indec tienen que ver con cuestiones metodológicas y de cobertura.

La tercera conclusión significativa que dejó el informe completo del Observatorio de la Deuda Social de la UCA explicó que la mayoría de los segmentos socioeconómicos requirieron ayuda del Estado en medio del aislamiento el año pasado.

Los hogares con programas sociales pasaron de 33,4% en 2019 a 47,3% en 2020. Si sólo se tiene en cuenta a los hogares pobres, la curva parte de más arriba pero mantiene la tendencia: pasa de 63,1% a 76,6% en el mismo período. Además, en la misma sintonía, todos los estratos ocupacionales vieron incrementada la asistencia estatal. Pasó en los hogares bajo marginales (59,1% a 77,3%), bajo integrado (42,7% a 59,6%), medio no profesional (17,1% a 29%) y medio profesional (3,4% a 6,7%) entre 2019 y 2020. De yapa, una cuarta percepción se desprende del informe de la universidad. El impacto de la cuarentena fue mucho más pronunciada en la provincia (ver aparte) que en la ciudad de Buenos Aires.

Comparte esta nota en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Comunícate! Radio News